Goodnight lovers

enero 28th, 2015

-Anoche quise volver a mi infancia… Sentirme de nuevo abrazado por alguien… Y recurrí a un libro… El libro que marcó parte de mi niñez…

Recuerdo que iba a segundo de EGB cuando mis padres me lo compraron, con la excusa perfecta de que tenía que representar ese año a uno de los protagonistas en la función del colegio. Y recuerdo perfectamente la noche en que lo leí, y que acabé llorando a moco tendido, en mi cama y con mi hermano durmiendo en la cama de al lado sin enterarse de nada… Repitiendo una y otra vez “pobre Principito”, “pobre Principito”…

Creo que nunca he vuelto a llorar de esa forma con un libro… Y recuperarlo anoche me pareció muy bonito… Hasta llegar a la frase más especial de las que aparecen en el libro… “Lo esencial es invisible a los ojos…”

principito

Las cosas importantes en la vida no son precisamente las que se pueden percibir con los ojos… Está claro que hay sonrisas por las que lo darías todo, pero las emociones son las que traspasan cualquier sentido… Es esa sensación que se percibe en el ambiente… Ese pálpito que te lleva a querer que el tiempo se detenga… Es ese regalo que no necesita envolverse y que se ofrece sin esperar nada a cambio…

No recordaba el pasaje en el que aparecía, y ver que iba introducido por un “adiós” me dio cierto escalofrío… Nunca me han gustado los adioses… Supongo que no he superado mi época de despedidas en aeropuertos… Creo que junto con los hospitales, son uno de esos lugares en los que no me siento cómodo…

¿Cómo te despides de alguien con quien has compartido tantas emociones y momentos? ¿Sonrisas y lágrimas, como la película? ¿Cómo se consigue actuar como un perfecto desconocido con alguien que has considerado parte importante de tu vida? Dejar de hablar con quien has dado tantos pasos… No poder compartir risas… Pizza… Películas… Textos… No poder decirle “hola” a alguien que tenías como un compañero de viaje para toda la vida… De repente no eres nada… Desapareces… Te esfumas y los momentos compartidos están destinados a pasar a ser recuerdos y a no volver a repetirse… Y sólo puedes preguntarte “¿por qué?”,
“¿por qué?”, “¿por qué?”…

Una pérdida así no es algo trivial; no es como perder un calcetín en la lavadora… Y yo no soy capaz de ponerme una máscara… Me resulta imposible hacer algo así, aunque esto tenga parte de gracia que aparezca aquí… Y duele… Aún más cuando parece que no puedas hacer nada…

Estos días han sido difíciles… Por las ausencias, por las implicaciones emocionales de un fin de semana removiendo recuerdos de familia y por unas jornadas que se ponen cuesta arriba buscando nuevos horizontes… Todo se sigue moviendo, pero perder un apoyo en tu vida es una vía abierta en la nave que cuesta achicar… Se hace muy duro… Y lo peor es tener que convivir con una lucha interior que te llevaría a coger el teléfono y llamar, pero también con el peso de un compromiso que has aceptado por el bien de esa persona… El peso de las promesas… Alguna historia ha caído con ese tema…

Por suerte, apareció un nuevo himno… Fue de forma totalmente inesperada… Estas casualidades siempre me maravillan… La música siempre llena mis vacíos y me consuela con su abrazo… Y esta canción es todo a lo que puedo recurrir por ahora… Así que esta noche me dejo envolver por ella… Es tarde ya y mi mente ni siquiera es capaz de valorar si lo que escribo tiene sentido… Al menos, si no lo tiene con la cabeza, lo tiene con el corazón…

Here, somewhere in the heart of me
There is still a part of me
That cares

And I’ll, I’ll still take the best you’ve got
Even though I’m sure it’s not
The best for me

When you’re born a lover
You’re born to suffer
Like all soul sisters
And soul brothers

I, I can see the danger signs
They only help to underline
Your beauty

I’m not looking for an easy ride
True happiness cannot be tried
So easily

When you’re born a lover
You’re born to suffer
Like all soul sisters
And soul brothers

Like all soul sisters
And soul brothers

You can take your time
I’ll be waiting in line
You don’t even have to give me
The time of day

When you’re born a lover
You’re born to suffer
Like all soul sisters
And soul brothers

Like all soul sisters
And soul brothers

Depeche Mode – Goodnight Lovers


Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

    Reading

    Un monstruo viene a verme
    (Patrick Ness)

    98 von 224 Seiten (44%)